Acoso en Instagram "Restrict" será una herramienta para reducir el acoso en Instagram. ¿Funcionará?
"Restrict" será una herramienta para reducir el acoso en Instagram. ¿Funcionará?

Cada vez hay más casos de acoso sexual en las redes sociales, especialmente en Instagram y contra las mujeres. Si eres mujer y tienes tu cuenta en abierto te expones aún más a recibir cualquier tipo de comentario, ya no solo grosero -hablaríamos aquí ya de carencia de educación general básica dispensada en casa o en la escuela- sino delictivo y punible. Hay casos muy muy graves que, en el mejor de los casos, han comportado tratamiento psiquiátrico prolongado y en el peor han acabado en asesinato.

Imagen relacionada

En la adolescencia es donde aparecen más casos de acoso en redes y, en especial, en Instagram. Hemos llegado a un punto en que si eres mujer y subes fotos a tu perfil -pongamos que en bikini- te conviertes automáticamente en un lienzo en blanco para que cualquier persona opine, catalogue y esté dispuesto a explotar tu sexualidad. El nivel de educación en este sentido ha retrocedido a los años 30 del siglo pasado. El cuerpo de la mujer es objeto de examen fiscal público que deriva en algunos casos en acoso sexual. Hemos llegado al punto de que si subes alguna foto más o menos insinuante -para la mente de estos pajilleros patológicos, claro- ya te conviertes directamente en «una puta», «que quiere polla» (con la consiguiente tanda de fotopollas por DM no solicitadas ni queridas-). En la cabeza de estos acosadores tú eres un mero objeto para su uso y disfrute. Eres tetas, culo, coño y boca: nada más. Generalmente este tipo de chusma también es consumidora de pornografia donde se trata a la mujer como a un saco de patatas o, aún peor, como sparrings de boxeo para penes. Otro día tendremos que hablar sobre el tipo de pornografía que consumen los adolescentes y como luego la intentan imitar/trasladar a la vida real.

Resultado de imagen de ciberbullying

Instagram está trabajando en la lucha contra el acoso y lanzará una nueva función llamada «Restrict«. En un comunicado la plataforma insiste en que esta herramienta sirve para ayudar a los usuarios a combatir el acoso, que es un paso menos que el bloqueo. La investigación realizada por Instagram nos dice que el colectivo adolescente tiene un alto riesgo de sufrir abusos en la app, y que pocas veces denuncian estos casos de acoso o bloquean a las personas/cuentas que ejercen este tipo de comportamientos. La nueva herramienta, que se nos antoja escasa, permitirá a los usuarios restringir la forma en que interactúan con otros, es decir, se podrán ver las publicaciones de los usuarios restringidos en su página de inicio, pero los comentarios y mensajes únicamente serán visibles para quien los hace, hasta que sean aprobados o eliminados por el usuario. Resctrict empezará a funcionar en las próximas semanas y la compañía tiene previsto implementarlo en todas las cuentas antes de finalizar el año.