Alerta Roja y el ministro Uribes hacen la cama al clubbing

A estas alturas de la película, ya poco nos sorprende del ministro de Cultura José Manuel Rodríguez Uribes y el resto del ejecutivo actual. Tras sus declaraciones de hace unos días en las que separaba el mal llamado ocio nocturno del resto de sectores que él entendía como cultura, hoy nos llega la noticia del golpe de gracia definitivo a nuestro sector.

El caso es que tal y como informa ABC, el ministro de Cultura se reunió el lunes durante más de tres horas con representantes del colectivo #AlertaRoja, que aglutina a trabajadores y empresas del mundo de los espectáculos y los eventos. Aún coleaba la masiva manifestación del pasado 17 de septiembre.

Desde el Ministerio valoran como positiva una reunión en la que pudieron escuchar las reivindicaciones del sector y en la que se planteó la voluntad de trabajar para la vuelta de los eventos musicales con unas líneas de ayuda específicas de compensación de aforo para festivales y salas de concierto. ¿Se han dejado a alguien, verdad? Esta frase de la noticia de ABC no deja género de dudas:

«Y se aseguró que el Ministerio mediará con el resto de administraciones con el fin de que se separen las salas de conciertos del sector del ocio nocturo porque cumplen las medidas de seguridad y distanciamiento».

Hasta ahora, #AlertaRoja se había mostrado algo ambigua a la hora de incluir en sus reivindicaciones el ocio nocturno, y con este gesto queda claro que excluyen al sector a cambio de ayudas para lo que entienden como cultura «de verdad».

De momento, ya se ha acordado un estudio para desbloquear ayudas y establecer canales de comunicación otros partidos. El Ministerio espera que todo llegue cuando se aprueben los nuevos Presupuestos Generales del Estado y lleguen los fondos europeos.