Artistas de Milán intentarán batir el récord mundial de sesión más larga

El Tempio del Futuro Perduto de Milán acoge estos días a una serie de DJs que vive en sus residencias artísticas. Aprovechando los decretos de confinamiento de la zona más azotada por el COVID-19, los artistas han decidido intentar batir el récord mundial de sesión de 240 horas que tuvo lugar en Nigeria en 2016.

Su objetivo es llegar a 340 horas de música ininterrumpida y retransmitida en directo desde el Templo. Empezaron anoche y terminarían el 3 de abril. También emitirán charlas en torno a la crisis, y cómo esta ha impactado a la comunidad electrónica.

«Durante el DJ set, artistas italianos e internacionales, promotores de centros culturales y clubs de todo el mundo participarán por teléfono, explicando cómo este virus ha cambiado radicalmente sus vidas y sus profesiones», explican vía Facebook.

Entre los artistas confirmados para estas llamadas figuran Enrico Sangiuliano, Lele Sacchi, Nerone, Neill Landstrumm, Fabrizio Rat, así como promotores de Berlín, París, Amsterdam, Londres, Shanghai, Hong Kong, Sao Paolo, Miami, Minsk, Roma, Nápoles, Bolonia y Bari.»