Así eran las noches de gloria en La Real, foto a foto

La Real fue una de las catedrales del Techno más importantes a nivel nacional e internacional entre los 90 y primeros dosmiles. Ahora, 15 años después de su cierre, le rendimos homenaje con flyers de los primeros eventos de la sala dedicados a la música electrónica así como el del cierre y fotos de algunos de los grandes DJs que pasaron por su cabina para deleite de los allí presentes a lo largo de su historia así como de la Sala.

En el año 1991 comienza a echar andadura en la Calle Cervantes número 19 de Oviedo, la Discoteca La Real bajo los mandos del empresario Luís Ibáñez. Tras cuatro años dedicada al rock principalmente, es en los meses de abril y julio de 1995 , cuando se celebran los dos primeros eventos dedicados a la música electrónica en la sala y es ya en e nero de 1996 cuando se organiza la primera fiesta a partir de la cual se empezó a programar semanalmente este estilo.

A lo largo de diez años pasaron por su cabina, los mejores djs nacionales así como internacionales, podríamos hacer una lista interminable con todos ellos…noches de gloria, noches de grandes eventos, festivales, infinitos carteles que a día de hoy cuando uno los analiza, aún demuestran que La Real acogió lo mejor de lo mejor a lo largo de sus años de existencia. Llegándose a convertirse en una referencia como Sala tanto a nivel nacional como internacional en este estilo musical. Si hasta por esa sala pasó El Guernica ovetense.

Lamentablemente en el año 2005 concretamente el día de Nochevieja, La Real echa el cierre tras dos décadas llenas de éxitos dedicada a la Música Electrónica, con una fiesta llena de emociones e inolvidable para todos los allí presentes que duro 24 horas, que cito en aquella ocasión a muchos de los djs que el nombre La Real llevará marcados en su historia.

Fue tanto la grandeza de La Real, que casi quince años después, todos los que la disfrutamos aún la recordamos con emoción y por qué no cierta tristeza, pues sabemos que nunca más volverá. Tantas y tantas noches atravesando aquel pasillo, bajando aquellas escaleras y adentrándose uno en la pista central, el Club, el Garaje, aquellos balcones …tantas emociones, tantos recuerdos que siempre la tendremos en nuestra memoria.

La Real siempre presente.