Así fue la sesión de Paul Oakenfold en el techo del mundo

Paul Oakenfold | Everest

El británico Paul Oakenfold realizó ayer por la mañana la actuación más especial de su larga carrera como Dj. Seguramente se trata de la sesión de música electrónica ofrecida jamás a mayor altura, nada menos que a 5.380 metros: en el campamento base del Everest.

La iniciativa ha servido para concienciar al mundo sobre el cambio climático y para recaudar fondos para diversas ONGs que trabajan sobre el terreno, como es el caso de Himalayan Trust, Youth Music, Mayors Music Fund y Supporting Nepal’s Children. No obstante, hay quien ha criticado el evento por perturbar la tranquilidad y el espíritu de la montaña.

Aunque la temporada de alpinismo está en su mejor momento, a la sesión asistieron apenas un centenar de personas que, por lo visto, permanecieron sentadas la mayor parte del tiempo debido a que la escasez de oxígeno hacía casi imposible ponerse a bailar. Así lo vaticinaba días antes Ranzen Jha, Dj nepalí que ha acompañado a Oakenfold en esta aventura: “El público estará probablemente sentado. Hay tan poco oxígeno aquí que rápidamente se pierde el aliento”. El concierto, en cualquier caso, se transmitió en directo a través del perfil de Facebook del artista y tenemos algunos fragmentos.

Oakenfold, productor que ha trabajado con U2 y Madonna y que ha sido nominado tres veces para los premios Grammy, alcanzó el campamento base donde actuó ayer tras una larga caminata de 10 días y haberse aclimatado a las complicaciones ambientales del entorno. Los equipos de sonido, eso sí, fueron transportados por sherpas a lomos de sus yaks. «No voy a decir que fue fácil subir hasta aquí«, admitió el músico, «pero ha sido una excursión magnífica. Si pudieran compartir la vista que tengo frente a mí, ¡Es muy inspirador!«.