Bienvenido a Sónar Club Social

Punto de encuentro, espacio de diálogo, pasarela de moda y showcase de talento. Una galería fotográfica de lo que se coció entre bambalinas y en la pista en el pasado Sónar.

 

Bienvenido al Sónar Club Social: punto de encuentro, espacio de diálogo, pasarela de moda y showcase de talento. Requisito para la membresía: trae tu mejor energía, y no seas un capullo. Aquí participamos todos, y se remunera con focos al trabajo bien hecho. Solo de ti depende cuánto brillar, o cuánto disfrutar la sombra. El escenario y la pista, los caminos y plazas que hay en entre unos y otros, no tienen diferencia, más que por los micrófonos y sistemas de sonido que amplifican lo que pasa cuando se les canta encima. El espectáculo sigue y se hace en el piso, entre el bullicio, en las tapas de los váteres y a la mesa con los dueños. Gaspar Noe te filma con un android mientras actúas el concierto de tu consagración, y suben todos tus amigos al escenario.

Lo bonito de este Sonar Club Social, es que te da la oportunidad de ser quien quieras ser. Durante tres días y dos noches, puedes disfrazarte para estar en la cumbre, porque no hay nada más que esto. Luego todo vuelve a la caja—pero lo hemos vivido. Cuando miremos atrás, sabremos que estuvimos mientras se fraguaba tanto. Bad Gyal puso a perrear a miles en la Plaza Sonar bajo un sol de justicia, y esa misma noche su compañero de estudio Fake Guido le hizo el warm-up a un altavoz que emite a billones: el bunny—que ahora lo está usando muy bien: para unir el poder del Pueblo Latino. En ese concierto estaban Ms. Nina, Leiti, Flaco Sucio, Bea Pelea y otros tantos cantando en coro – no me vuelvo a enamorar.

Aleesha corría contenta y exhausta hacia su casa el sábado a las 5am: dijo [mi trabajo está hecho] besitos! Casi se tropieza la moral de los ofendidos cuando al girar la cara se encontraron a Cecilio montado a caballo, que sin embargo no se rebotó – dibujó una carta de agradecimiento a los animalistos y la ató al tobillo de Macarena, antes de mandarla de vuelta a Hogwarts (así se llama su lechuza). Liam no es un novato, pero no deja de sorprenderse, así que punto para Sergio Caballero. A Enry-K le quitaron el gusto de calentarlo para A$AP, pero a juzgar por el color que le puso a su set y a su outfit, tampoco es que eso le jodiera tanto.

EgoSex traía el piquete propio de quién se follaría a sí mismo, y Roberto Piqueras al verlo pareció pensar en qué diría, no Freud, sino Foucault: hay subyugación voluntaria? O jugamos, tanto en la vida como en el amor, solo a intercambiar relaciones de poder existentes?. LaFolie comentaba que su plan no era del todo asaltar el banco, sino comerse a los ricos, y Ehovu dijo que podía contar con él. Chicletol se debatía sobre sí se puede considerar que el trap ya es pop en este país: el Khaled le dijo que no lo intentara, Pedrito dijo que ojalá. Gabi esperaba al Verano para que fuera su momento—MansO nos aleccionó: no hay tiempo sino movimiento, no hay lenguaje sino energía.

Por eso les recomendamos que no pierdan sus carnés, estamos preparando un sistema de puntos: por cada línea, snare, traje, verso o abrazo, abonaremos amor y fuego a su cuenta, canjeables en la próxima edición.