La famosa marca de monitores ADAM tiene grandes problemas económicos. Las diversas líneas de modelos, de alto nivel, que siempre han cubierto las necesidades de de aquellos que se dedican a la producción musical, tanto en casa como en el estudio, parece que tendrá que dejar de fabricar su producto.

Hace unas semanas, leíamos los primeros artículos acerca de los problemas de la empresa alemana, hecho que se confirma hoy debido ya que el procedimiento de quiebra queda abierto. El importante retraso en la entrega del material, parece haber sido una de las causas de esta caída.

La compañía y los empleados continuarán funcionando durante unos meses, ya que intentan encontrar en este periodo de tiempo la solución a las dificultades económicas.