El viernes a última hora nos enterábamos de que uno de los espectáculos más esperados en Moscú el fin de semana —el del rapero neoyorkino Mykki Blanco—tenía que ser cancelado y trasladado a otro local.

Solyanka, el club que habían reservado para actuar en la capital rusa, fue allanado por la policía enmascarada, al parecer por las leyes de propaganda anti-homosexuales vigentes en la actualidad en este país.

Blanco escribió en su fanpage algunos titulares explicando los hechos, tal y como él los entiende. Resulta que los grupos de extremo derecha habían expresando su descontento con Soljanka durante mucho tiempo, y parece que su cierre el día de la actuación de Blanco fue tan sólo una coincidencia.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 10.09.21

El artista también ha compartido una reflexión, así como una serie de fotos y vídeos que documentan sus experiencias en “la Rusia de Putin”, donde ha actuado en cinco ocasiones y ha defendido a la juventud LGBT de Rusia a capa y espada.

mikki

A pesar de las protestas homófobas, Mykki se apresuró a restar importancia a cualquier comentario sobre los hechos y ha respondido a la situación “con mucho amor”.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 10.11.18