El profesor Eduardo R. Miranda de la Universidad de Plymouth ha creado un sistema único de música “bioinformática”  que funciona con moho de fango —exactamente un tipo de “animal hongo”—, que produce señales eléctricas cuando busca alimento.

La Música Bioinformática se centra en los procesos biológicos que informan y crean composiciones musicales. Un ejemplo claro de ello es el ejemplo que se muestra en este documental, donde un biocomputador es capaz de realizar un dúo junto a un piano.

El sistema de Miranda funciona así: “un micrófono capta lo que se está en el tocando el piano, que se traduce luego en la biocomputadora que utiliza el moho de fango cultivadas en placas. Un iPad ofrece los comandos para la computadora y reproduce las notas de nuevo. A continuación, Miranda toca el piano a través de electroimanes”.

Todo este proceso, algo complejo para nosotros, ha sido grabado para facilitarnos la compresión a toda esta parrafada explicativa. Observen el documental y flipen.