Con la edición física de “Vulnicura” ya en las tiendas, Björk ha decidido estrenar un tercer videoclip de esta era, esta vez para “Stonemilker”. Pero ojo, porque es muy probable que no lo puedas ver, ya que sólo está disponible en el MoMA PS1 de Long Island City o en las tiendas Rough Trade de Nueva York y Londres.

La gracia, además, es que está rodado con tecnología de realidad virtual con una cámara de 360 grados. De nuevo, es una colaboración con Andrew Thomas Huang. El videoclip fue grabado en la playa de Grótta, al noroeste de Reykjavik, precisamente donde la islandesa escribió la canción.