Todos estamos al tanto de los avances en diseño industrial y en materiales, de la capacidad de invención de algunas personas y la facilidad para crear cualquier cosa que existe en la actualidad, desde que las impresoras 3D llegaron a nuestras vidas.

El 3D llegó a la música hace meses introduciendo vinilos impresos, tiendas pop up de impresión de vinilos y brazos de reproductores, pero hasta ahora no había llegado el conjunto completo y perfecto; el reproductor de vinilos.

Oana Croitoru, diseñadora de Nueva Zelanda, ha diseñado y construido este atractivo tocadiscos de manivela con una impresora Replicator 2 3D. ” Todas las piezas del tocadiscos están perfectamente alineadas y diseñadas para caber en un cubo 15x15x15cm, e imprimir en el Replicator 2 3D“, explica Oana . ” Una vez que todas las piezas se imprimen, se ensambla en unos cinco minutos. Entonces sólo tiene que añadir un poco de pegamento para asegurarse de que nada vuela mientras gira”. (Vía Fact)