Hace un par de años, la moda de ingerir ‘sales de baño’ en tiempo de ocio nocturno (también conocido como la mefedrona) ocupaba los titulares de millones de medios de comunicación debido a los efectos secundarios que esta producía en los atrevidos a probarla, quienes se transformaban en auténticos y agresivos zombies hambrientos de carne humana.

La droga ‘Canibal’ —como también ha sido llamada— llegó a nuestras fronteras e incluso logró cruzar el mediterráneo, instalándose en la isla de Ibiza el pasado 2014.

Ahora, y como si no tuviésemos suficientes con el gran número de tipos de estupefacientes que existen en la actualidad, una nueva droga llamada “Flakka”(o nuevas  ‘las nuevas sales de baño’) se ha instalado en ciudades americanas como Florida, Texas u Ohio. Se trata de una anfetamina de diseño (con un principio acticvo de alfa-PVP) que pasa a nuestro organismo al ser fumada, inhalada o inyectada.

Esta semana un hombre de Florida, que consiguió su kit y lo tomó sin reparo, corrió por las calles, alegando que estaba huyendo de asesinos que le robaron su ropa, y por desgracia este no es el único caso.

Se dice que “la Flakka” da a los usuarios una sensación similar a la metanfetamina —fuerza, estado de “delirio con excitación”— , por tan sólo $5. Además según Forbes, su uso ha incrementado en un 780% en los últimos tres años.

A continuación puedes ver un vídeo de la CBSNews, que explica el fenómeno “Flakka”.

—Vía Mixmag—