Florence + The Machine han sacado esta semana “How Big, How Blue, How Beautiful”, su tercer álbum, un trabajo muy personal, que ve a Welch explorando terrenos más tranquilos sin perder un ápice de esa grandiosidad que caracterizan sus canciones. Una de las mejores, sin duda, es “Ship To Wreck”, que presentó el martes por la noche en el late night de Jimmy Fallon. Lo mejor, aparte de ese alucinante vestido rojo, es que la inglesa ya parece bastante recuperada de la rotura de pie que sufrió en Coachella y ya no tiene que sentarse en un taburete. Nos alegramos por ella, claro que sí.