Según informó CoS la semana pasada, el alcalde de Nueva York —Bill de Blasio— está tratando de encontrar la fórmula para ayudar, con una nueva iniciativa de vivienda, a los jóvenes músicos y artistas con pocos recursos económicos de la ciudad. El comunicado, emitido durante las conocidas “State of the City” o plan de gobierno, propone proporcionar 1.500 unidades de vivienda asequible exclusivamente para los creativos de bajos ingresos.

El plan, no es otro que el desarrollo de 150 viviendas al año en los próximos 10 años, para todo artista que cumpla los requisitos del ayuntamiento—salarios entre $29,400 y $47,000 al año—. La localización perfecta para construir estas viviendas aun está por determinar, aunque se prevé que en diciembre estará solucionado.

“Sabemos que Nueva York es hoy la ciudad de residencia de generaciones de visionarios artísticos que en un momento lucharon para llegar a fin de mes”, de Blasio dijo durante su discurso. Un gran ejemplo a seguir, para esos gobiernos que alberguen una cifra de artistas tan multitudinaria como en la Gran Manzana.