Todo amante del progressive-house entendido como lo que se editaba en los tiempos de Global Underground tenía a Sasha y John Digweed en su santoral electrónico; y en lo que se refiere a sellos Bedrock era la etiqueta que publicaba la quinta esencia del género. Sin embargo, este sello ha ido perdiendo paulatinamente su gusto predominantemente melódico entrando en terrenos más Tech-House y Techno, y especialmente esta tendencia se ha acuciado cuando se potenció su división digital dejando de planchar en vinilo en el momento en el que se alcanzó la referencia 100 hace un par de años.

Quizá por eso mismo, y consciente de ello, Digweed encargó la creación y dirección de Lost & Found a su delfín Guy J, manteniendo el espíritu de aquella música en dicha etiqueta. Ayer se puso a la venta el nuevo trabajo del israelí tras un largo periodo de tiempo sin editar en Bedrock. Por ese motivo esta referencia llamada igual que los cortes que la componen- “Candyland” / “Once in a Blue Moon” / “Lonely Color“- era tan esperada tanto por los seguidores de la disquera como por los fans del artista. En otras palabras, Bedrock vuelve a sus orígenes. Y si no te lo crees, escucha aquí abajo.