Kim Ann Foxman, la que fuera vocalista de Hercules & Love Affair y chica para todo, acaba de estrenar nuevo sello, que llevará el nombre de Firehouse, inspirado por el edificio neoyorquino en el que vive. Sí, una vieja estación de bomberos en Brooklyn. Cuenta con el apoyo de The Vinyl Factory, propietarios de FACT Magazine y la tienda de discos Phonica Records y su objetivo será el de “representar Nueva York, su sabor y ser parte de la historia musical que tan abundante es ahí”. Lo inaugurará con un EP de dos temas, “Firehouse 001”, cortesía de la propia Foxman. A la venta el 24 de noviembre. Eso sí, de adelantos, nada de nada.