Con el transcurso de los años, determinadas características físicas pueden pasar a formar parte de nuestra identidad, y en algunos momentos podría parecer incluso que cambiarlas supondría volver atrás al mito de Sansón, cuya fuerza le fue arrebatada cuando un sirviente de Dalila cortó su melena.

Por suerte los mitos no se corresponden con la realidad, y está claro que Andrew Weatherall, cuyo icónico bigote —y en épocas barba completa— ha pasado a formar parte de la historia como su seña de identidad, no perderá un ápice de su talento tras haber aparecido en una entrevista en un evento de Faber completamente afeitado el pasado 21 de enero.

Esto no sería merecedor de noticia de no ser por que su barba —o lo que queda de ella— ha aparecido en una subasta en eBay que alcanza, por el momento, el nada desdeñable valor de 19,000 libras esterlinas, unos 25000€. Sin duda, una oportunidad única para convertirse en el coleccionista más psicópata de la historia reciente.

Captura de pantalla 2015-02-05 a las 11.05.05