A través de un comunicado en su Facebook, Lil Louis ha confirmado que la pérdida de audición en su oído, definitivamente, es permanente.

En el escrito, el artista de Chicago dice que “por difícil que sea de aceptar, este será mi nueva normalidad”. Además, cuenta que ha estado a punto de “abandonar mil veces, hasta esta mañana que me despertó una voz que me dijo: ‘tienes un don’”.

“Oyendo esa voz, me di cuenta de que el don que Dios me dio no estaba en mis oídos. Estaba donde escuché todo lo que he creado, en mi mente. Así que, por mi padre y por todos los que han rezado por mí, sigo adelante, no pararé. Si sólo puedo escuchar con un oído, pincharé el doble de alto para que podáis sentirlo”.

Una buena dosis de positividad para solucionar un problema que, aunque parecía definitivo, parece que no lo será.