Después de años de picar piedra, en 2012 Nina Kraviz lanzó a través de Rekids su álbum de debut homónimo. Esto, junto al sencillo que se incluía, “Ghetto Kraviz”, hizo que la productora rusa pasase del underground a acaparar el primer plano. Ya tiene sello propio, una sesión en DJ-Kicks y ahora el sello de Radio Slave vuelve a editar el disco en doble vinilo y un siete pulgadas extra que incluye dos remezclas de la leyenda de Dance Mania DJ Slugo. Lo encontrarás en tiendas el próximo viernes.