Róisín Murphy ya había estrenado dos temas este año, el primero, “Gone Fishing”, se incluiría en su nuevo álbum, “Hairless Toys”, el primero en ocho años, y dejó un poco insatisfechos a los que esperaban un gran pelotazo bailable. Luego llegó “Jealousy”, su single para Crosstown Rebels, y la euforia se desató. Pero ahora la irlandesa estrena “Exploitation”, un tema que se incluirá en el disco y que más o menos sigue la senda del primer adelanto: reposado, elegante, algo extraño y con toques jazz.

Recuerda que el disco sale el 12 de mayo.