Róisín Murphy no deja indiferentes a nadie con sus videoclips, como ya lo pudimos comprobar en su anterior, “Exploitation”. Ahora acaba de compartir uno que ha dirigido ella misma para “Evil Eyes”, en el que se retrata lo que parece una vida doméstica ideal hasta que todo se desmorona.

“Nada de la estética visual es rock and roll pero en cambio hay mucha rebelión ahí”, ha declarado la irlandesa sobre el vídeo.

Recuerda que este mismo viernes la tendremos en Sónar.