Thump, el canal de Vice dedicado a música y cultura, pone de nuevo a Seth Troxler en el candelero gracias a una entrevista en la que el artista americano demuestra, una vez más, su honestidad de su manifiesto.

Entre otras cosas, habla del legado y la necesaria autenticidad que hay —o debería haber— en la cultura de la música dance: “Creo en el legado. Es muy Detroit pensar en esto, y no es fácil formar parte de ello. A pesar de que soy todo diversión y risas, lo que hago artísticamente es muy genuino”. Después, cómo no, compara el funcionamiento de la cultura del techno y la del EDM, dejando claro su visión al respecto, puesto que él forma parte de una cultura que crea música basada en “ideas auténticas y no en el beneficio”.

También vuelve a ser preguntado por Steve Aoki, comentando que, mientras vivía en Ibiza, Aoki se le acercó cuando pagaba en una zumería al lado de su casa en plan “qué pasa tío, soy Steve. ¿Qué coño pasa?”, tras lo que mantuvieron varias conversaciones en las que el artista de Los Ángeles trataba de demostrarle que lo que hace es real, sin conseguir cambiar la opinión de Troxler. “Él habla de ‘crecer en una minoría’… ¡Cállate! ¡Minorías en Beverlly Hills!”. 

Por último habla de su visión de las drogas, y de como, a sus ojos, “la ketamina se ha convertido en la heroína de nuestra generación”.  “He tenido experiencias con psicodélicos, viajes purgatorios de DMT en los que he visto la vida después de la muerte, y no quiero que mi vida me lleve a ningún sitio”, para terminar rompiendo una lanza a favor de este tipo de viajes, gracias a los que, dice, dejó de “fumar y tomar cocaína de un día para otro”. “La ketamina es horrible, y el G también. La gente debería limitarse al éxtasis y a los viajes”.

Una vez más, la honestidad y la claridad en sus declaraciones dan para mucho, y Seth Troxler sigue dando de qué hablar a las masas.