Ahora a los tótems de la EDM les ha dado por ser irónicos. Si hace unos días Deadmau5 dijo que pincharía con Paris Hilton por dos millones de dólares (después de enterarse que en palabras de ella, cobraba un kilo por actuación), el siguiente en apuntarse a esta moda ha sido Skrillex. Acechado por las gentes de TMZ en el aeropuerto, respondió lo siguiente: “Lo haría por cinco millones de dólares y luego lo daría a personas enfermas y niños hambrientos de todo el mundo”. Está claro que lo dice con algo de sorna, pero esto levanta la siguiente pregunta: ¿todos tenemos un precio?