Tame Impala nos dejaron con el culo torcido con ese primer adelanto, “Let It Happen”, de su tercer disco, “Currents”, que llegará en algún punto del próximo verano. Sí, es cierto que Kevin Parker prometió un álbum más electrónico, pero no nos esperábamos ese genial melocotonazo. Luego llegó “‘Cause I’m A Man”, algo más cercano al sonido habitual de los australianos. Y hoy os presentamos “Disciples”, su canción más corta hasta la fecha, con menos de dos minutos de duración, en el que insisten en esa psicodelia que les ha perseguido durante toda su carrera. Pinta a discazo.