The Weeknd fue uno de los artistas que actuó en la gala de los American Music Awards 2015 anoche en Los Ángeles, donde además se llevó dos premios, a mejor artista masculino R&B/Soul y mejor álbum R&B/soul (uno de ellos se lo entregó Prince). El canadiense decidió interpretar “The Hills” en una literalmente incendiaria actuación en la que al finalizarla dejó el escenario completamente en llamas, lo que parece confirmar que el tipo es un poco pirómano, porque ya en el videoclip de “Can’t Feel My Face” había mucho fuego.

Por cierto, el tema llevaba seis semanas en lo más alto del Billboard Hot 100 hasta que llegó Adele con su “Hello”.