Pocas cosas han revolucionado más la música moderna que el uso de samples. Y en lo que a samples se refiere, pocos —o ninguno— han sido utilizados más que el “Amen Break”, tanto en hip-hop como en cualquier otro género, desde la electrónica al rock.

El corte de 6 segundos en cuestión proviene del track “Amen, Brother”, publicado por The Winstons en el año 69, y lo hemos podido escuchar en temas de artistas tan dispares como The Prodigy, Tyler the Creator, Aphex Twin, Skrillex, N.W.A. u Oasis, entre otros.

El problema viene cuando ninguno de sus artistas originales ha recibido un sólo céntimo en concepto de royalties —de hecho, el batería que lo tocó murió siendo un sin techo en 2006—. Hasta ahora, que un DJ inglés llamado Martyn Webster ha lanzado una campaña de crowdfunding a través de GoFundMe, en la que, inicialmente, quería recaudar 1,000 libras para entregar a los artistas originales.

Tras 6 días, la cantidad recaudada asciende a más de 12,000 libras, y la campaña ha sido convertida en viral gracias a colaboraciones de artistas famosos como Goldie, y continúa revolucionando las redes sociales, con lo que se espera que la cantidad suba aún más

“Si alguna vez has producido o vendido música con el amen break, o simplemente has disfrutado de una de las incontables cientos y cientos de canciones que lo contienen, por favor, dona por una buena causa de la comunidad musical internacional, y démosle algo de vuelta al hombre que esta tras el legendario breakbeat”, escribió Webster en la página de GoFundMe.