El pasado lunes en el famoso estudio londinense de Abbey Road —más conocido por ser el estudio de los Beatles—  sucedió algo grande e inesperado. Karl Hyde y Rick Smith, o lo que es lo mismo Underworld, se encerraron en él, para producir y publicar un disco en menos de 12 horas.

El disco en cuestión es una nueva versión del single del 94 Cowgirl, que fue grabado directamente a vinilo blanco frente a un pequeño público. La hazaña no sirve para establecer un récord internacional, puesto que durante el pasado Record Store Day, Jack White grabó, masterizó y planchó un 7″ en cuestión de cuatro horas, pero sí que se trata de la primera vez que se hace algo así en el Reino Unido, y más aún si se trata de un vinilo de color. Además, el disco marca la salida de la serie de colaboraciones Black Label Project, que juntará artistas con experiencia con nuevos talentos para crear ediciones limitadas.