Contra la peor gestión cultural de los últimos 100 años en España

España es ese país tan nacional-católico en lo ético y en lo estético que pese a tener «el gobierno más progresista de la historia» sigue satanizando a la cultura y al ocio nocturno. Nos sumamos a la iniciativa Alerta Roja.

«Pues resulta que esta campaña y esta foto son ciertas. Vamos a ver, ineptos con carnet de partido, del Ministerio de Sanidad o del Ayuntamiento De Murcia: sigue sin haber ni un solo rebrote en un concierto, una actividad que además está prohibida casi totalmente. ¿Cómo tenéis los cojones de relacionarlas entonces con los rebrotes? ¿Podéis poner vuestros putos caretos de incompetentes donde pone “Pin Pan”? Sería mucho más ajustado a la realidad. Sois vosotros los que estáis llevando a la ruina a cientos de miles de personas. Sois vosotros los que habéis permitido este desastre. ¿Cómo van los rastreos, cómo van los refuerzos de la Sanidad Pública, cómo van los refuerzos en colegios e institutos? ¿Por qué no habéis hecho este tipo de campaña (sin desinformar) hace cuatro meses? Pero poniendo fotos de barracones en explotaciones agrarias o plazas de toros abarrotadas, que sí son focos de contagio. Haced vuestro trabajo de una puta vez y dejad de culpabilizar a los jóvenes y a quienes tratan de hacerlo bien, a la música y toda la cultura en general. Dais asco. Estáis haciendo un daño irreparable. Y habrá que decir basta«. Así se expresaba Juan Santaner (Industrias Bala) hace unos días en su muro de Facebook a colación de la campaña del Ministerio de Sanidad que puedes ver bajo estas líneas.

Campaña del Ministerio de Sanidad publicada el 12 de septiembre

El Ministerio de Cultura del Gobierno de España, y su ministro José Manuel Rodríguez Uribes, pasarán a la historia por la peor gestión cultural que se ha hecho en Europa en los últimos 100 años: con o sin pandemia, no se recuerda en España un episodio tan grave de dejación de funciones para con la cultura. «Se nos mean en la boca y dicen que llueve» reza el dicho popular, «les pedimos un paraguas y se beben 5 litros más para seguir meándonos«, añado.

Imagen del Ministerio de Sanidad español satanizando una sesión de clubbing

«No solo no tienes un ministerio de cultura a tu lado, tienes un ministerio de sanidad en tu contra. Porque el concierto que hace meses que no se ha celebrado es mejor símbolo de peligro que el vagón de metro lleno. Felicidades a todos, y un abrazo a los profesionales de la música» así respondía José Luis de Vicente (Sónar+D) en su cuenta de Twitter a la campaña institucional, y también se preguntaba esto:

La propaganda se ha extendido como la pólvora, con peculiares adaptaciones en franquicias del Reich como Murcia o la especialmente hiriente (por su analfabetismo y mala fe) perpetrada en el Ayuntamiento de Marratxí (también en manos del PSOE). Hay que ser un malnacido miserable -siendo generosísimo en la adjetivación- para hacer la campaña que podéis ver bajo esas líneas.

Imagen de la campaña/basura perpetrada por el Ayuntamiento de Marratxí (Mallorca)

Poco más a añadir a lo perfectamente expresado por Juan Santaner y José Luis de Vicente. España es ese país tan nacional-católico en lo ético y en lo estético que pese a tener «el gobierno más progresista de la historia» sigue satanizando a la cultura y al ocio nocturno. Ni Pío Cabanillas Gallas (ministro de Cultura con Adolfo Suárez) ni el ínclito y nefasto José Ignacio Wert hubiesen firmado esta propaganda infame. La ciudadanía española está autorizada a saltarse la distancia de seguridad para ir hacinada en el transporte público camino al trabajo (a cotizar), para ir a comprar (consumir) en establecimientos autorizados o para aplaudir la próxima corrida de Enrique Ponce -en los ruedos-, por poner tres ejemplos significativos. La propaganda gubernamental indica en sus imágenes que el clubbing puede matar a tu abuela. Lo que matará a tu abuela (si es que no ha fallecido ya en el genocidio acaecido en las residencias/campos de exterminio de ancianos) es la pésima gestión de todo esto: el nepotismo, la corrupción, los recortes y las privatizaciones en la sanidad pública.

Contracampaña: imagen de Álavro P-ff

Ni están, ni se les espera. Los gerifaltes españoles de la ceja ni celebridades en el exilio económico de Miami (como Alejandro Sanz, que solo saca la bandera a pasear cuando tiene el share asegurado -Pablo Motos mediante-) han abierto la boca ante el desolador panorama cultural/musical español. Hoy España se levanta devastada en lo cultural: entre montañas de basura en lo intelectual y escombros patrióticos procedemos a cavar la tumba para enterrar a salas, clubs, artistas y profesionales del sector. España hiede a cadáver . El sector cultural (la industria y los cientos de miles de empleos que genera) tienen un papel terciario para este gobierno. Por eso hoy nos sumamos a las movilizaciones organizadas por «Alerta Roja: Hacemos Eventos«, que aglutina a organizaciones, asociaciones, plataformas, federaciones, foros, empresas, salas de conciertos, oficinas de management, promotoras, productoras discográficas, locales de ensayo, estudios de grabación, empresas de personal auxiliar, fabricantes, distribuidores, equipos de alquiler, logística, orquestas, feriantes, productores, artistas profesionales, músicos, servicios eléctricos, montadores, servicios y proveedores de fiestas así como cualquier otra organización o estructura empresarial que estén vinculadas de alguna manera a este amplio sector. Tienes toda la info aquí.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.