Cora Novoa: “Políticamente sigue entendiéndose la noche como ocio y no como cultura”

Hablamos con la DJ y productora gallega con motivo de su nuevo álbum, “Mental Diary”, un trabajo donde nos presenta una metáfora de los cambios que ha vivido en los últimos años.

 

Our words have brought us this far. Only our actions will take us further”. Con esta potente y enérgica frase Cora Novoa da nombre al primer acto de su trilogía y nuevo álbum, Mental Diary, editado por su propio sello.  

Cora Novoa es DJ, productora, fundadora del sello Seeking the Velvet y trainer de Ableton. Conecta música, arte y diseño y lleva más de diez años en la industria musical dejándonos disfrutar de su talento, de sus melodías cargadas de fuerza y de una interesante complejidad.

Nació en Galicia y ya ha conquistado grandes ciudades con su trabajo. De hecho, recientemente ha presentado en primicia el directo de Mental Diary en el  Tate-Modern de Londres y en el festival Mutek Montreal. Ahora ha escogido Barcelona, la ciudad en que está actualmente afincada, para presentar el primer acto de su nuevo álbum, “Mental Diary”, un diario mental de las vivencias del último año de la artista.

Hace dos años decidió irse a Londres prácticamente con lo puesto para reencontrarse a sí misma. Este tiempo le ha servido como base de inspiración para este nuevo álbum, que representa una metáfora de los cambios personales y profesionales que ha experimentado en este último tiempo. Un proyecto basado en sintetizadores modulares y cajas de ritmo, que apela a un paisaje sombrío.

Antes de que el viernes vuelva a Razzmatazz para presentar su directo junto con Clip!, y a poco más de un mes de que arranque su gira internacional de presentación del nuevo álbum hablamos con Cora Novoa sobre el lanzamiento de Mental Diary y sobre la situación actual de la música electrónica.

 

En “Mental Diary” narras, de forma metafórica, tu momento vital a nivel profesional y personal. Dicho esto y, como introducción, ¿cómo estás?

Tengo la sensación de que las piezas del puzzle que estaban sin encajar comienzan a colocarse, que esta temporada va a ser muy bonita pero con muchísimo trabajo, así que me siento muy contesta y feliz.

 

El álbum está formado por tres actos, ¿son tres momentos cruciales de tu último año? ¿Con qué emoción o sentimiento identificarías cada uno de ellos?

Dividir este proyecto en tres actos está directamente vinculado a la estructura de una tragedia griega: inicio, nudo y desenlace. En el caso de “Mental Diary” el primer acto habla del renacer, del poder de reconstrucción que tiene el ser humano. El segundo del amor y de la pérdida y el último habla del futuro y la cultura de internet. Es un diario mental de estos 2 últimos años, así que el nexo común de esta trilogía ha sido mi propia vivencia.

 

Teniendo en cuenta que, como dices, tu propia vivencia es el nexo común de esta trilogía,  ¿cómo ha sido el proceso creativo? 

Hace 2 años comencé a sentir que me estaba perdiendo algo, así que me deshice de un montón de cosas que no necesitaba y me quedé solo con el sintetizador modular, una caja de ritmos y una maleta de ropa. Me fui con una mano delante y otra detrás a Londres, sin a penas conocer a gente, pero feliz por todas las páginas que me quedaban por escribir. En ese momento necesitaba reencontrarme y demostrarme que podía con cualquier cosa que me propusiera, y eso hice.

El objetivo principal del viaje era componer un nuevo disco, un nuevo trabajo en el que el proceso compositivo fuera diferente a lo anterior, usando única y exclusivamente máquinas analógicas y sin tocar melodías directamente con el teclado. A parte de esto, empecé a documentarme, a ir a la British Library, ver documentales, conocer a gente,…todo esto son gotas que hacen que la fuente creativa se llene, y que todo comience germinar de forma creativa.

 

En «Fight Love Faith», tu anterior álbum, proponías una completa experiencia para el oyente dándole mucho peso a la estética. ¿Con “Mental Diary” viviremos algo similar?

Por supuesto, mi forma de crear está muy unida a la imagen y a los conceptos. Me gusta mucho estudiar, descubrir cosas y crear, así que esto es un caldo de cultivo perfecto para que los trabajos que hago se conformen de diferentes piezas: colecciones de ropa, piezas de video arte, diseño de objetos,… siempre acabo exhausta después de lanzar trabajos así, y siempre me digo que será la última vez, pero lo cierto es que no contemplo otra forma de crear.

 

En la pasada edición del Sónar disfrutamos de ese directo junto al productor catalán Clip. En el álbum, ¿encontraremos alguna colaboración? ¿O lo reservas para el directo?

En este álbum no hay ninguna colaboración, así como en el anterior larga duración había un par de featurigs vocales, en este solo hay trabajos originales míos. Con Clip sacaremos un EP conjunto que editaremos en mi sello SEEKING THE VELVET dentro de unos meses.

 

En tus inicios en el mundo de la música, había pocos referentes femeninos internacionales y casi ninguno nacional. Sin embargo, ahora nos encontramos en un panorama en el que Amelie Lens y Charlotte de Witte, entre otras, son cabeza de cartel de diversos festivales de música electrónica. ¿Por fin se está alcanzando la paridad en la escena electrónica?

Queda muchísimo por hacer, pero poco a poco las cosas van cambiando, así que hay que seguir en este camino. Cada vez hay más referentes femeninos, los promotores de muchos festivales y clubs están empezando a dar el hueco que se merece a la figura femenina y la creación de plataformas de networking como shesaidso, keychange, MIM o Herbeats, que trabajan con el fin de crear un entorno colaborativo y educar sobre valores positivos hacen que todo esto sea mucho más real.

 

Hablábamos del momento en que empezaste a crear. Era un momento en que la música electrónica tampoco estaba extendida. Ahora, no paran de surgir propuestas a nivel de clubes y festivales de techno (y música electrónica en general). ¿Crees que el techno está de moda?

¿Qué no está de moda a día de hoy? Tenemos océanos de contenido, de tendencias, de gustos, de nichos de mercado, todo está mas democratizado, más internacionalizado, eso es genial porque da oportunidad y acceso a mucha gente que hace años sería imposible que supiera qué es el techno, así que para mi todo esto es muy positivo.

Oscar Mulero comentaba hace unos meses que esta posible popularidad ha generado que actualmente el techno tienda a un “estándar agradable cuando siempre ha sido algo rugoso y difícil”. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Al final las modas son pasajeras y lo que siempre perdurará son los trabajos honestos.

 

En relación a la última pregunta, ¿cómo valoras la evolución de la escena electrónica nacional de los últimos 5 años?

Veo que ha avanzado en algunos aspectos y en otros ha ido para atrás. A nivel de cultura nocturna seguimos en la misma posición que hace años, políticamente sigue entendiéndose la noche como ocio y no como cultura. Hay una necesidad básica en ciudades como Barcelona o Madrid, rica en actividad nocturna, de crear una figura que cree puentes entre vecinos, empresas y políticos. Es totalmente factible, y en ciudades como Ámsterdam, Londres o Paris ya es una realidad.

A nivel de artistas y sellos estamos increíblemente bien,  aunque echo mucho de menos medios de prensa escrita que cubran toda la realidad del panorama actual.

 

Y a nivel clubs, ¿cómo valoras la situación actual? ¿Ya no estamos tan lejos del panorama internacional? ¿Qué clubs podemos encontrar a nivel nacional que apuestan por programación de calidad?

Festivales como Sonar, Primavera o FIB  afianzan la infraestructura internacional y crean escena. Propuestas súper interesantes hay muy pocas, pero las que hay son increíbles, como el Festival Loom, Valle Electrico, Trill, Chica Gang, Dabadaba, Fuego, Stereorocks o Voodoo Club. Propuestas eclécticas, diferentes y muy necesarias en el panorama nacional.

Por otra parte tenemos la otra cara de la moneda, donde en zonas geográficas de nuestros país muchos clubs han cerrado y la escena se ha perdido, como en Galicia, Córdoba o Málaga.

 

Sabemos que ya has presentando live del álbum en lugares como la Tate Modern de Londres o el Mutek de Montreal. ¿Tienes ya algo cerrado que podamos adelantar?

Estaré haciendo este “Mental Diary Live” en uno de los mejores festivales de la India, Magnetic Fields en unas semanas, y para 2019 comenzaremos más fechas del tour internacional que de momento no puedo desvelar, pero se avecina un año agitado, y yo feliz.