Han pasado tres años desde que Gui Boratto nos entregara III -recordar aquél cierre con “This is not the end” es para que se te erice el vello- y el arquitecto del groove ya tiene preparado el que su cuarto LP, que como manda la tradición se ha editado en el sello alemán Kompakt al igual que sus anteriores discos. El título de este nuevo álbum es Abaporu y volvemos a comprobar que sigue fiel a su estilo  característico aunando sonido techno melódico y house evocador con un regusto de pop colorista.

Un trabajo donde el brasileño a través de un total de 13 canciones- en la versión en CD y digital (cinco menos en vinilo)- ahonda en establecer sus conexiones brasileñas con las europeas. El resultado es que re-aparece el Boratto más luminoso desde su sonado debut con Chromofobia. El disco se abre con los rabiosos “Antropofagia” y “Joker” pero enseguida retoma senderos cálidos con un funk etéreo arrebatador en “Please Don´t Take Me Home” y ese va a ser el tono del álbum. Momentos aún más mágicos cuando aparece el elemento vocal intentando repetir jugada como con su archiconocido “Beautiful Life“, y sí, estoy pensando en en la esponjosa Take Control, en la melancólica “Wait For Me” y en la incisiva “Too Late“.

En “Indigo” vemos la vena épica del brasileño y en “Palin Dromo” su faceta experimental. Se atreve con sonidos más Slow House de carácter orgánico en “Where I Belong“. Y aunque ,curiosamente, el tema que da título al LP es el que recoge una esencia germánica minimalera y da la sensación de ser la anomalía del disco, Boratto plasma toda una paleta sonora de diferentes colores. ¿Estamos ante su álbum más completo y variado hasta la fecha? Indudablemente. Muy completo.