Simon Williams, al que alguno de vosotros conoceréis por su anterior proyecto bajo el nombre de Jahbitat, ahora se hace llamar Sunny Graves, nombre que le viene al pelo a sus nuevas producciones de estudio, que suenan, y aunque suene a topicazo, a lo mejor que ha hecho hasta el momento, y que transitan entre lo luminoso y lo ominoso.

Su primer trabajo en Disboot (sello de Uxuka y donde publicaron algunos de sus trabajos los ahora reconocidos Downliners Sekt), “Bayou EP”, nos adentra en las profundidades de la mente de míster Williams, repleta de hip hop, música ambient, cosmiqueo sonoro y electrónica noventera. ¿Demasiada mezcla, maridaje o pupurrí, llámelo usted como quiera? Pues, y aunque fácilmente todas esas influencias plasmadas en estos cuatro cortes podrían haber desembocado en un pastiche infumable de proporciones bíblicas, Sunny Graves es un tipo que se viste por los pies, y que sabe pescar en río revuelto lo mejor de cada género para hacérselo propio y construir su propio lenguaje. Tarea nada fácil hoy en día, cierto.

Helados arpegios , saborcito épico-industrial y fantasmagóricas vocales; lujo de detalles melódicos (y mutantes), texturas sonoras que se pueden mascar, afilados ritmos que desembocan en paraísos narcóticos y sedantes; psicodelia electrónica de la que te hace perderte en ti mismo, momentos de tensión que ni en el motín del Hesperia… todo eso, y posiblemente mucho más, lo podéis encontrar en este primer EP de Sunny Graves.