En el cuartel general de Dutty Artz en Nueva York; en los shows radiofónicos del alemán Daniel Haaskman; en las fiestas del Lupita, la archifamosa tequilería berlinesa o en los saraos Bananarama en Madrid. La cumbia digital se ha hecho, poquito a poquito, un nidito de amor around the world en los últimos cinco años. Quien ha caído voluntariamente o por casualidad en alguna jarana donde sonora el folklore sudamericano procesado por máquinas ha sucumbido al baile agresivo, al “dale duro” y ha rozado la pubalgia. Si estuviste en el concierto de Dengue Dengue Dengue en Sónar sabes de lo que hablo.

Mientras la cumbia dibujaba su gráfica del éxito paulatinamente, el francés Douster (el del remix de la canción de “El Rey León”, como diría Eme DJ…) tocaba el cielo con sus primeros trabajos. Y luego, el barro, la reclusión y el olvido. Sin embargo, el productor ha renacido en forma de King Doudou para seguir sacándole partido a su buena relación con la escana global bass. Este “Compilado 1” es la primera muestra institucionalizada (lleva todo el año soltando remixes en su cuenta de Soundcloud) de su renacer. Argentina, Chile y Perú -como reza la careta de la referencia- son las paradas de este viaje musical que no solo toca la cumbia (aquí servida por los ya mentados Dengue Dengue Dengue y, en su formato más bonaerense, por Fauna), sino que se extiende por el hip hop con brotes caribeños en “Pon Pon” y el Baltimore club en el maravilloso crossover “Meow”. Y de regalo, un remix para “Danza Amazónica” de Los Mirlos que es pura ayahuasca. Y con este minutaje variopinto King Doudou no sólo demuestra haber vuelto al juego en tremenda forma, sino que hace méritos comisariando, empaquetando y distribuyendo lo más caldeado de los sonidos globales.