Hace un par de meses se estrenó una nueva disquera con sede en San Francisco que dejó muy buenas sensaciones por aquí. Czarat E.P, la que será la segunda referencia de Spring Theory y viene firmada por Aria Rostami y pone a esta etiqueta en el punto de mira del Dj que quiera pinchar algo que va un paso más allá del techno y del house.

Para quien no conozca a Rostami, se trata de un músico que, como tal, piensa más allá de hacer bailar a la gente. Por eso este Czarat (que es una unión entre la palabra Zar y el dios persa Zarathustra) se compone de infinidad de influencias musicales. Tanto occidentales como orientales y africanas. Un crisol de sonidos que va desde líneas de bajo de Chicago-House, una pulsión de Krautrock, ritmos del Norte de África, sintetizadores que recuerdan a la música árabe y elementos de cuerdas que recuerdan a la música japonesa. Si hubiera apostado por sonidos de viento aborígenes australianos y armónicas andinas podría ser una banda sonora para el Hall de la ONU. Un pastiche sonoro que a muchos tirará para atrás por una mezcla tan inusual en tan solo seis minutos y medio.

Pero para quien necesite un pegamento que de coherencia a este tema tan singular, se cuenta con una remezcla ácida y dub de Secret Circuit. Un track que aporta el mestizaje necesario para una sesión seria.

El E.P se cierra con “Vietnamoses“, otra prueba de los experimentos de este productor con un cruce de downtempo y dub-techno que durante 10 minutos y medio te dejan en trance. Trabajo arriesgado y multicultural que me hace estar espectante por los derroteros que tomará este sello en el futuro.