Dos amigos muy freaks de la música electrónica inician su habitual “chateo” (de Facebook, no de vinos) para comentar novedades….

“-¿Qué pasa tronco? ¿Qué tal estás?
-Pues por aquí navegando a ver si encuentro música nueva que me llene
-¿Has fichado a Reykjavik606? Han sacado disco en Sofa Tunes, a mi me parece un pepino muy serio.
-No los conozco ¿esos prendas quiénes son?
-Unos chavales de Donosti, Kino Internacional y Borja Piñeiro. ¿Te acuerdas de aquel gorillas que fue a la RBMA Bass Camp del año pasado en Madrid y luego le vimos dándolo todo en Sónar?
-Hostia tú, Sónar ¡menuda alegría más desaforada!
-Pues ese notas se ha juntado con otro que le hace movidas rítmicas, y flipas.
-Pero a mi me apetece algo de tranquis, no quiero truchón, que estoy en plan introspectivo.
-Entonces  From… to… te va a venir al pelo macho. Tiene pasajes muy IDM en las 10 canciones. El disco lleno de capas sonoras y además se escucha muy rápido. Empieza rollo ambiental y luego hay mucha melancolía implícita. Toca la patata y te relaja.
-¿Van del palo BOC o qué?
-Sí, pero más con temas menos densos. Muy brumosos y alguno bizarro en plan locurote pero súper elegantes y sin estridencias. Además, ya sabes que yo soy más housero y tienen algún corte que lo puedo aprovechar en mis sets. ¡Han pensado en todo los cabrones!
-Vamos, que los tipos han arriesgado…
-Eso me parece a mi
-Pues voy a echarle una escucha. Ya te contaré que he quedado con uno colegas  y me están reclamando.
-Venga, ya hablamos.

Tres días después….

“-Túuuuuu ¿Escuchaste lo de estos chavales?
-¡Sí tío!
-¿Y?
-¡Una puta terapia musical!
-¡Te lo dije!
-¿Cuándo dices que sale?”

[Cualquier coincidencia de esta review sui generis con la realidad no es casualidad]