Dimitri from Paris podría fácilmente ser considerado uno de los que, junto a artistas como por ejemplo Dave Lee, han cogido el relevo de aquella generación que nos dio a Larry Levan, David Mancuso o Frankie Knuckles. Artistas que partiendo del disco y gracias a su maestría remezclando dieron rienda suelta y salida al sonido que hoy llamamos house. De hecho, Dimitri From Paris dedica esta nueva recopilación a Frankie Knuckles citándole cuando describió la música house como “la venganza del disco”. Y es que todos sabemos que el disco pasó de ser la música negra underground y predominantemente gay a la ultracomercialización de la misma por las radio-fórmulas para acabar siendo prácticamente desterrada del mainstream con un infame rally y posterior hoguera en Wicker Park. Pues bueno, ahora el disco vuelve a estar de moda. No es nada nuevo, hay mucha gente como Dimitri, el anterior mencionado Dave Lee, Todd Terje, Lindstrom o el propio Mancuso que hasta hace poco seguía recreando sus fiestas Loft en Londres, que siguen llevando el sonido house por bandera en una forma u otra: space disco, nu-disco, disco house o en este caso, el título del primer CD de está recopilación: Neo Vintage Disco. Y la verdad es que esa es una buena etiqueta para el sonido de DFP, ya que en este primer CD (mezclado, lo sentimos DJs) aparecen cortes que van desde Sister Sledge, Chic, The Brand New Heavies, Los Charly´s Orchestra o Diana Ross junto a Todd Terje, Shit Robot, Kyoto Jazz Massive, el reconvertido Skream o el propio Dimitri junto a su compañero de producción DJ Rocca.

En el segundo CD encontramos la evolución del primero: Neo Vintage House. Abriendo el CD con un par de clásicos como Hardrive remezclado por Kenlou (MAW) y la joya y a veces poco reconocida debido a sus grandes dos hermanas, ‘Pennies From Heaven’ de Inner City, rápidamente da paso a Disclosure junto a Mary J Blige, Deetron, FCL, Chasing Kurt o Hercules & The Love Affair. Pero todo esto viene entrelazado con temas de corte más clásico como Pleasure Pump, Frankie Knuckles con ‘Your Love’ e incluso novedades con clara influencia clásica como ‘My Bassline’ de Gotsome o ’Fantasize Me’ de Boston Bun.

En definitiva, Dimitri always delivers. De un DJ que puede poner patas arriba una sala poniendo el ‘I`m Every Woman’ de Whitney Houston, puedes esperar solo maravillas.