Será que no soy muy aficionado al house progresivo que gusta tantísimo en Inglaterra, o quizá será que me esperaba algo más del nuevo maxi  de Henry Saiz en el sello de Sasha, pero la verdad es que me ha dejado bastante frío este trabajo recién salido del estudio del madrileño más internacional de la escena electrónica patria.

No negaré que “It’s not over” es un tema de lo más resultón, hipnótico y ensoñador, que luce unos bajos envolventes y desprende aires del deep house más elegante y emotivo, pero es tan pretendidamente bonito y cristalino, que se (me) queda en algo bastante soso. “I can feel it coming” sigue la senda melosa y suavesita del track titular, incluyendo también viajes por el cosmos electrónico más deep, e incursiones en la electrónica más sensiblona y melódica. Seguramente gusten, porque malos temas no son, pero, por lo menos para servidor, les falta el sello natural de Henry Saiz, agazapado aquí entre lugares comunes y sonidos escuchados en muchos otros sitios.

Joel Mull, sueco muy amigo del punch pistero, remoza “It’s not over” a base de potentes percusiones y melodías estratosféricas de aquellas que dos minutos después de haberlas escuchado, te olvidas de ellas, y la gallega Cora Novoa hace lo propio –pero con bastante más gracia que Mull– con “I can feel it coming”, dándole aires dreamy y euforizantes con su remezcla.