De la calidad de una canción, especialmente de una canción de baile, uno no puede dar buena cuenta hasta que no la testea en el contexto para el cual fue creada: la pista de baile. Y aunque quien firma no se corre las juergas que se corría antaño (no por gusto o por salud, sino por localización geográfica), sí que intenta desarrollar cierto sexto sentido a la hora de predecir cómo de efectiva es la canción en su zona de confort. Más todavía cuando la música que a una le gusta y de la cual escribe raramente es pinchada en estas latitudes. Cuando la intuición está en horas bajas, bien vale un buen streaming para someterla a la “prueba del algodón”. Los tres cortes que incluye este EP del sello británico Local Action pasaron por los decks de la Boiler Room organizada por el colectivo/fiesta londinense Boxed. Y como el algodón no engaña (y la intuición a veces sí lo hace), se puede decir que el invento del productor Finn bien vale un 8 sobre 10.

El invento de Finn, productor de pasaporte británico con residencia en Estados Unidos, no es suyo, ni mucho menos. Usar reconocibles himnos del R&B para trocearlos infinitamente y someterlos a reconstrucción está a la orden del día en diferentes géneros. Sin embargo, en territorio británico entró en desuso por abuso hace unos años, coincidiendo con el advenimiento del nuevo 2step y UK garage. Después de este periodo sabático, se agradece volver a escuchar esas voces melosas particionadas, porque el invento mola y mucho.

Aunque los tres temas del maxi están cosidos por el mismo patrón, los efectos son diferentes. El corte titular, que abre el EP, es el que más permanece en el terreno R&B a pesar de los tijeretazos. El resultado en “Dangerous”, sin embargo, es mucho más clubero y frenético, la melodía tiene una pizquita de esencia raver y esos claps recuerdan a Baltimore Club. Y en “Only Boy” Finn aplica la técnica del choppeo desquiciado, como tantos otros productores de grime hacen con las versiones VIP de sus temas. El gancho de las canciones va de mayor a menos –por este orden-, pero nunca baja del notable.