Un viaje a Detroit con paradas en Holanda y Madrid. Así, muy grosso modo, se podría resumir la nueva entrega de Chaval Records, Livernoise Avenue, firmada por dos de los máximos exponentes del sonido Detroit de la actualidad; el neerlandés Orlando Voorn y el madrileño Víctor Santana, que forman equipo para entregarnos un EP repleto de techno del que cree firmemente en el poder curativo y educativo de la música.

Utopía lo llamarán algunos, pero al escuchar “Livernoise Avenue” (nombre cogido de una de las zonas más peligrosas y degradadas de la casi abandonada ciudad de Detroit, por cierto), con un par de temas de Voorn, el sincopado, progresivo, por momentos onírico y preciosista “For the love”, y el más pistero, melódico, flotante y realmente melancólico “Essence of house” (un corte de esos de apretar los morritos y abrazarte a tu compi danzante. Porque sí, porque lo vale, porque la vida es bella en contadas ocasiones), crees ni que sea por unos momentos que el techno puede salvar vidas. Y si le añades la remezcla de “For the love” que hace Santana, añadiéndole cosmiqueo y chicharra technoide, y el track firmado en solitario por el madrileño, la vacilona, vehemente, hipnótica y definitivamente technócrataCarabanchel”, la esperanza en que algo bueno tiene y debe que suceder comienza a anidar en ti. Ni que sea un poquito. Algo es.