Si te gusta mucho mucho la Nutella y te gusta mucho mucho el jamón serrano, la lógica puede llevarte a deducir que el jamón serrano con Nutella te va a flipar. Pero, a veces, uno más uno no son dos. Aquí la Nutella es Shlohmo, joven productor angelino con unos cuantos años y referencias a sus espaldas. Su nombre saltó a la blogosfera en una época en la que la escena beats angelina estaba en la cresta de la ola, gracias al punch que Flying Lotus y su sello Brainfeeder habían conseguido a nivel global. El jamón serrano, como ya habréis deducido, es Jeremih. Igual de joven que Shlohmo y con otro buen montante de trabajos a sus espaldas pero de una esfera muy alejada de la angelina: la de los despachos de Def Jam, las botellas de Ciroc y los tops en el ranking Billboard de R&B.

¿Y cómo han acabado juntos estos dos? Cosas del marketing. No sé qué marca les juntó en un estudio en Los Ángeles a principios de 2013 y de ahí salió “Bo Peep”, uno de los seis cortes de este EP. Shlohmo, por su parte, no parece haber variado mucho su modus operandi para la colaboración. Los ritmos de este No More EP tienen el mismo aspecto sonoro que los de sus últimos trabajos: bombos con pesadez, cajas repiqueteantes, melodías taciturnas y atmósferas “IDMescas”; materíal en el cual Jeremih ha sabido aposentarse. Pero le ha salido -inducido por ese halo etéreo, algo tenebroso y a ratos grandilocuente- su versión más “heartbroken”. El vocalista lo borda en su papel de amante atormentado en “No More”, uno de los cortes más pegadizos del trabajo, así como en “Bo Peep”. Y seguramente también lo haría en “Let It Go” si no fuera por ese terrible filtro que le han metido a su voz.

Quizás la escasez de ideas; quizás porque el encuentro entre Shlohmo y Jeremih podía ser productivo, pero no tanto como para un EP entero, en el resto del minutaje empiezan a escasear las ideas. O, dicho de otra manera, los temas comienzan a sonar como los de otros artistas. ¿No son los falsetos de “Dope” demasiado The Weeknd? ¿No suena “The End” como la ingente cantidad de beats que circulan por la red intentando emular el éxito de DJ Mustard? Quizás sea una impresión personal pero yo, de ahora en adelante, preferiré a Jeremih a secar y a Shlohmo por su lado.