Hay momentos en los que como fan de la electrónica no te apetece escuchar bombos, pero tampoco quieres melodías o pop, llega entonces el momento del ambient oscuro. Muchos productores de techno combativo incluyen cortes de este tipo en su álbumes e incluso de vez en cuando se marcan excursiones de larga duración por este terreno. Existen también aquellos que se dedican exclusivamente a este género como especialidad.

Esta especie de ambient gótico ayuda mucho a desconectar la mente y llevar los pensamientos a lugares distópicos a futuros apocalípticos y nucleares a base de agresión sonora controlada.

Este disco es una muy buena colección de paisajes sonoros grises, de detalles  y ruidismo inteligente. No solo son drones y ambientes, también hay momentos percusivos, incluso algún track directamente techno como Microstate o Supersimmetry