Shelby Grey, el nombre artístico de Victor Palomo tras despojarse de su primer alias electrónico Vicknoise, que tan buenas noches nos regaló en The Loft Barcelona a principios de los dosmil, regresa a Tracy Recordings con un mensaje para todos aquellos que queramos bailar a su son: fiesta solo apta para mayores de edad. ¿Y qué queremos decir con eso? Simple y llanamente que, a los 4 años con este proyecto, escuchando con calma y paladeando Forever, podemos afirmar rotundamente que Shelby Grey ha logrado alcanzar un sonido propio, una voz, una forma de diseñar unos graves y ciertas melodías cuya fórmula queda herméticamente custodiada en su estudio, y en ningún otro lugar. Cuidado con malinterpretar el término ‘madurez’ en un sentido peyorativo o de estancamiento. Todo lo contrario, esto acaba de comenzar y mal haremos si no nos sumamos a la celebración de Forever. Desde el Motor City Jackin EP, también en Tracy Recordings, todo ha sido avanzar libremente en la misma dirección y con la vista puesta a consolidar el proyecto. Vamos con ello.

El formato es parecido a su anterior EP en Holographic Recordings, tres tracks demoledores, uno de los cuales ready made para resquebrajar las pistas de baile. ¿Acaso los graves del track So Intense no nos retrotraen a los de Leave It All Behind en su misma esencia? La deconstrucción de la melodía que plantea en So Intense es soberana y arriesgada: un sintetizador conectado al acid gamberro que, cada vez que amenaza con explotar, queda interrumpido en loop y acompañado por unas vocales de fondo que nos empujan al delirio. Si bien Leave It All Behind tenía un lado sensible y luminoso, So Intense se pasa al bando de la iluminación estroboscópica con desparpajo y ganas de zarandearnos con máquinas de humo y baterías oldschool.

El barcelonés Pedro Vian, cuyo 2014 fue tremendo y culminó con sonados lanzamientos a lo largo de todo el año, aporta el remix del EP en lo que viene a ser un balance perfecto entre el original Forever y el bombazo de So Intense. Más suave y con una melodía amable, Pedro Vian introduce los graves y el ritmo pistero al original, sin perder la melodía que le da continuidad ni las referencias directas al original. En cuanto a Forever, el track que da nombre al EP, Shelby Grey demuestra que no se debe ni a nada ni a nadie y que, con esta contundente confirmación de su talento maduro en plena expansión, sigue jugando a pasárselo bien. Y que así sea, siempre.