Desde que aterrizó en Werkdiscs el año pasado, Moiré se ha encargado de mostrar la cara más amable (más abrazable, más clubbing, más cristalina) del sello de Actress sin desdibujar su excelsa línea editorial. Junto con la referencia de la griega Giganta, sus dos fantásticos EPs en la plataforma han aportado a Werkdiscs nuevos aires, mucho menos viciados que los que soplan en las composiciones del propio Actress, en las locuras del genial Lukid o en el desconcertante mundo sonoro de copeland. Digamos que todo lo que sale del estudio de Moiré tiene esa pátina en escala de grises, chisporroteante y nebulosa de la que Actress ha hecho su santo y seña; y, por debajo de la misma, se vislumbra un adn que bebe de la música de baile centroeuropea, del 4 x 4 del genoma teutón, del house fácil, bonito y soleado que suena y se factura a orillas del Rin y el Rhur.

Todo lo bueno que tiene como productor Moiré -que no es poco- se resume en los ochos minutos de “Elite / Hands On”: crescendos que consiguen la concentración del oyente, texturas ligeras y envolventes, un uso mínimo pero optimizado de detalles vocales, bombos inesperados a la vuelta del compás y un espíritu de tántrico por el cual el gancho del tema nunca llega porque, de una manera implícita, siempre ha estado ahí.

El resto de cortes de “Shelter” tampoco es muy diferente al material anterior de Moiré. Todo lo contrario. El productor ha sido capaz de profundizar en su propia estética, desarrollar su discurso durante ocho cortes sin que falte ni sobre de nada. El mensaje es claro desde el primer minuto, con “Attitude”: Moiré hace música bailable, ritmo y groove son elementos fundamentales en muchos de los cortes, como ocurre en la brillante y envolvente “Dali House”, en la asfixiante “Stars” o en la ácida “Rings”. Pero no es música de club; de serlo, se trataría de un club en el cual no habría interacción entre los individuos. Solo introspección, reflexión individual y meditativa inducida por un brillante juego de capas atmosféricas y un don especial para con los timbres y las armonías.