Vladislav Delay es uno de los múltiples alias de este productor finés, que ya hace muchos años que está situado en el olimpo de lo que siempre mola y la experimentalidad y la vanguardia. El típico artista que encanta a los periodistas.

Su nuevo trabajo Visa ha contado con el favor de los más finolis como Resident Advisor y te predispone a una escucha inteligente y atenta.

Lo que nos encontramos dentro de este extenso Ep son cinco ejercicios ambientales extremos, sin rastro de beats o melodías, cocinados a base de texturas y largos pasajes sonoros que van mutando de manera casi imperceptible.

Un disco que honestamente te puede aburrir fatalmente o que te puede llegar muy hondo dependiendo de tu paciencia y perseverancia.

Aquí sería fácil decir lo típico de esto lo hace cualquiera, pero hay que hacerlo y eso no es tan fácil. Resumiendo un disco que no aporta nada, ni inventa nada y que alimenta sobre todo a la zona fan de este artista de peculiar carácter. A mi personalmente me ha tostado la cabeza un poco.