Había ganas de catar el segundo álbum de El_Txef_A, que al igual que el primero edita en su propio sello Fiakun. Un disco que por lo que avanzaba el productor guerniqués en diferentes entrevistas tendría mucha melancolía. Con esa característica principal, más sentimiento y menos baile, el trabajo se esperaba para el pasado otoño. Pero su grabación se retrasó y el hype dentro de la escena creció. Ahora, con el verano acechando, por fin cae en nuestras manos We Walked Home Together y representa el crecimiento y la madurez del vasco como artista y autor electrónico. Y sí, tal como anunció, hay mucha melancolía con pocos puntos luminosos que no sensibles y emocionantes. Porque de esto hay, y mucho.

Nueve cortes donde el particular House  de Aitor Etxebarría pasa a un segundo plano, pero su sonido es más patente que nunca. Uso de cajas de ritmo y sintes analógicos, uso de cuerdas para cuidadas atmósferas, teclados delicados, toques ácidos y el tratamiento maestro en las voces y coros. Un disco donde abundan baladas que lindan con el pop con vocalistas como Biskonti y Woolfy (“A Heart For Two”, “Someone Is Gonna Pain You Another Sky” o “The Love We Lost“) , lo que le convierte en un disco de escucha rápida y liviana pero que al mismo tiempo deja un poso seductor que te incita a darle otro repaso.

El vasco se atreve con otros estilos como ambient (“07:30“) , techno de bajas revoluciones con mensaje ecológico (“Claim of Planet Earth“) y sonidos dub con la sensual voz de Meggy (“Everyday is Blue Monday“). Todos ellos producidos con la elegancia y finura habitual a la que acostumbra El_Txef_A.

Pero si We Walked Home Together se te clava en el pecho es por joyas como el track que da título al álbum -todo un tema de cierre para repartir abrazos al final de la noche-, “You Left Us In This Physical World” (con Hannot a la guitarra y voz e Hibai Etxebarría a los pianos, simplemente hipnótico) y “Mugarrirantz” un tema mágico cantado en euskera que cuenta con la colaboración Napoka Iria.

Ha merecido la pena esperar para tener entre nosotros un trabajo orgánico y humano que va mucho más allá del House.