Drogas y sexo: los ingleses en la pole position del ranking mundial

Un nuevo estudio publicado en The Journal of Sexual Medicine, investigación realizada por el University College de Londres y la Encuesta mundial sobre drogas pone sobre la mesa gran cantidad de información  sobre las tendencias mundiales a la hora de practicar sexo bajo los efectos de las drogas.

De los 22.000 encuestados en EE. UU., Canadá, Australia y varias partes de Europa, la Encuesta Global sobre Drogas sitúa a los británicos como los campeones en utilizar droga cuando practican sexo.

Las gentes del Reino Unido consumen habitualmente cocaína, MDMA y mefedrona en su vida sexual. El estudio describe el uso por parte de los británicos de la mefedrona como «particularmente llamativo». Al parecer, el cannabis es la droga que menos incorporan los encuestados del Reino Unido en su vida sexual, seguramente porque les «amuerma» más que el alcohol y porqué es más fácil conseguir drogas «duras» que «blandas» en el Reino Unido.

El informe también destaca que el alcohol es, con mucho, la sustancia más popular consumida antes del sexo. Alrededor del 58% de los hombres y el 60% de las mujeres que participaron en la encuesta afirmaron haber bebido «bastante» antes de practicar sexo.

Otras opciones populares en la cama de los ingleses: cocaína, ketamina y popper. GHB y MDMA son las dos drogas calificadas más favorablemente por los ingleses  en términos de «emocionalidad / intimidad» y «deseo sexual».

«Mientras que el uso de drogas combinadas con y para mejorar específicamente la experiencia sexual tiende a asociarse con hombres homosexuales y bisexuales, encontramos que en nuestra muestra, hombres y mujeres de todas las orientaciones sexuales están involucradas en este comportamiento», afirma el autor principal del estudio, Dr. Will Lawn.  El propósito del estudio es comprender mejor cómo el uso de drogas juega un papel en la vida cotidiana de las personas y esperan que con estas nuevas estadísticas puedan ayudar a «difundir mensajes de reducción de daños de una manera más confiable y matizada».

Puedes leer el estudio completo aquí.