El primer ministro holandés dice que no abrirán los clubs hasta que haya una vacuna

Mark Rutte, primer ministro neerlandés, ha anunciado en su nueva batería de medidas para salas de concierto y teatros que los clubs, que deberían haber abierto inicialmente el 1 de septiembre, no estarán disponibles hasta que haya una vacuna del COVID-19.

Entre las nuevas restricciones, anunciadas el pasado martes, hay una prohibición de eventos al aire libre, así como el consumo en espacios públicos de alcohol. Las salas de conciertos solo podrán acoger a 30 personas en grupos de máximo cuatro. «Si hay una vacuna, nos podemos desprender de las medidas, pero eso es un punto en el horizonte», dijo Rutte.

Tanto en Países Bajos como en España, los expertos coinciden en que las primeras tandas de vacunaciones llegarían a principios del año que viene.