El techno es el nuevo EDM

EDM Tunes dice en un artículo que el techno es el género de moda y nosotros apoyamos -con algo de humor- la tesis de que el techno es cada vez más mainstream con una lista de verdades como templos.

No lo decimos nosotros (o quizá sí), lo dice el portal anglosajón EDM Tunes en un artículo titulado Techno is officially the bandwagon genre, que podría traducirse por El techno es oficialmente el género de moda. Se refieren, claro está, dentro del espectro EDM y, para ello, usan ejemplos bastante ilustrativos, como el hecho de que Adam Beyer fuese uno de los DJs más demandados de la pasada temporada, que se escuchasen tracks de Enrico Sangiuliano y UMEK fuera de su contexto habitual, que Deadmau5 y David Guetta recuperasen viejos alias con sonidos algo más sofisticados, que los mejores streamings en confinamiento los ha protagonizado gente como Charlotte De Witte, la aparición del concepto business techno y mucho más.

Este párrafo en cuestión es especialmente elocuente: «El techno en 2019 era como el EDM en 2013. Había un montón de festivales y eventos con carteles alucinantes a precios razonables. Los sets tenían una gran calidad y se hablaba muy poco a través del micrófono. Lo mejor de todo, el ambiente de esos eventos era sensacional. La marca Resistance de Ultra y Factory 93 de Insomniac empezaban a arrancar, y festivales como Time Warp y Awakenings eran muy esperados. Tomorrowland, el festival más grande de la música dance, puso a Chalotte de Witte, Kolsch, Carl Cox, y más nombres techno en el escenario principal (algunos incluso en hora punta)».

El autor del artículo, además, no se rasga las vestiduras por este hecho, ya que cree que es bueno que el género de moda sea «música melódica meditada» y que prefiere antes esto que el «future bass o los karaokes pop».

Nosotros no vamos a muchos festivales EDM y, por tanto, no podemos dar fe de todo esto, pero lo que sí sabemos es que el techno es cada vez más popular (para desgracia de muchos) y que cada vez se está acercando más al mainstream, quizá ya sin punto de retorno. Así que un poco en serio y un poco a cachondeo, ahí van otros tantos motivos por los que, sí, el techno es el nuevo EDM.

-Una de nuestras grandes estrellas, Peggy Gou, está a punto de conseguir dos millones de seguidores en Instagram. Amelie Lens tampoco anda muy lejos con 1.5 millones.

-Regal ya lo avisó en 2018 cuando se defendió de las críticas que le tildaban de comercial y aseguró que los artistas techno tendrían que conseguir llevar la escena hacia el mainstream.

The Blessed Madonna produciendo el álbum de remixes de la mayor estrella pop del momento, Dua Lipa, y llamando a colegas como Moodymann, Yaeji, Larry Heard, Jayda G, Masters At Work, Midland y más. Hay mucho house, sí, pero ya nos entendemos.

Richie Hawtin desempolvando su alias Plastikman para sonar en la pasarela de Milán en un desfile de Prada (y que ese track ni siquiera lo podamos comprar en Bleep o Beatport).

Paco Osuna estrenando programa de radio en Los 40 Dance. Sin palabras nos quedamos.

Elon Musk diciendo que el cuerpo le pide una buena rave y preguntando por el mejor techno a sus seguidores de Twitter (y que Dave Clarke le responda).

-Que los causantes indirectos de brotes COVID sean muchas de las estrellitas de la escena que han ido raudas y veloces a seguir facturando durante el pasado verano. Todos sabemos quiénes son y, si tenéis alguna duda, seguid a la mejor cuenta de Twitter ahora mismo, Business Teshno.

-Y, para acabar, recordamos un episodio que anticipó esas ganas de victimizarse de los de arriba: Carl Cox, Seth Troxler, Joseph Capriati, Dubfire y más pidiendo pasta a través de un recopilatorio para ayudar a sus colegas tour managers que se habían quedado sin trabajo durante el pico del confinamiento.

-Que las malas lenguas, o sea, nada menos que Dave Clarke, digan que Resident Advisor ha recibido una subvención de 750.000 libras dentro del paquete de ayudas COVID