Hace cosa de cinco meses los indies se estiraban de los pelos porque Neutral Milk Hotel, St. Vincent y Future Islands se solapaban en el Primavera Sound 2014, quizá uno de los solapes más legendarios de la historia del festival. Algunos podrían pensar en ese momento quién demonios eran esos Future Islands que tanto revuelo estaban causando. La respuesta la tienen en una actuación que ofreció el trío de Baltimore en el programa de David Letterman. Era su primera aparición televisiva y ahí arrasaron completamente con todo. Mientras el resto de la banda se mantenía inmóvil, su cantante, Samuel T. Herring, ofrecía un repertorio de pasos de baile de lo más locos. Esto generó un meme creado por el propio presentador. Y a día de hoy ese vídeo registra más de dos millones de visitas en Youtube.

En unos días visitarán la Península de nuevo para ver cómo se desenvuelven en salas. Será entre el 20 y el 26 de octubre en Barcelona, Valencia, Madrid, Gijón y San Sebastián. Nosotros estaremos en el arranque de la gira española, en la capital catalana, donde la Sala Bikini en la que estaban inicialmente programados se les ha quedado pequeña y han tenido que mudarse a Razzmatazz, enmarcado así en el aniversario de la sala del Poblenou. En este especial pretendemos explicarte en cinco claves los motivos del éxito de este grupo de Baltimore, que, por cierto, estarán acompañados por unas auténticas leyendas de su ciudad, Celebration.

1- Un frontman para la historia

Todos estaremos de acuerdo en que según qué grupos necesitan de un frontman que aporte salsilla al asunto. Y más en el entorno indie, donde hay más sosos que otra cosa. El caso de Samuel T. Herring es excepcional. El tipo, una mezcla entre Morrissey y Jack Black físicamente, se saca de la manga unos movimientos y pasos de baile que ni John Maus. O, dicho de otra manera, si el karaoke de John Maus no te parece arte puro sino una tomadura de pelo, lo que hace el de Baltimore es gloria bendita. Sentadillas que ni Madonna, coreografías improvisadas y loquísimas, cambios de registros vocales súbitos y golpes en el pecho. Genio y figura.

2- Un cambio de sello crucial

Para acercarte a un público más masivo no basta sólo con tener carisma o aparecer en televisión. También juega un papel fundamental el sello del que perteneces. Hasta hace un tiempo Future Islands estaban en Thrill Jockey. Nada que decir en su contra. De esa cantera han salido figuras indiscutibles del panorama alternativo, pero era una casa que, aunque respetada, se les quedaba pequeña para sus aspiraciones. Así, recalaron en 4AD en el momento justo, el de la edición de su tercer disco, “Singles”. Un coloso con gente como Bon Iver, Efterklang o Scott Walker en sus filas es tu aliado perfecto.

3- Dejarse en manos de uno de los productores más respetados del momento

Otra de las claves para llegar a un público más grande es dejarte en manos de un productor de prestigio que exprima lo mejor que tienes. En el pasado Future Islands molaban, eso no lo vamos a negar, pero en manos de Chris Coady la cosa cambia. El productor ha trabajado con gente como Beach House, Yeah Yeah Yeahs y Grizzly Bear y es conocido por conseguir sacar un sonido cristalino de las canciones de sus clientes. El hombre idóneo si no quieres cambiar de discurso musical, sino maquillarlo.

4- Sonar a New Order y gustar incluso a los haters de los que los plagian

Estaremos de acuerdo en que son muchos los grupos que saquean el legado de New Order. Que si ahora cogemos una guitarra de las suyas por aquí, que si ésta línea de bajo de Peter Hook me pone palote y la quiero para mi canción. Vale, Future Islands a veces suenan a New Order, como a un montón de grupos de la new wave, pero son capaces de tener un discurso propio. El suyo es un pop sintético pluscuamperfecto, que te puede recordar a tal banda, pero nunca pensarás que están plagiando descaradamente.

5- Resulta que no son debutantes, tienen dos discos más

Algunos llegan tarde a Future Islands. No pasa nada. Sólo una cosa. No son debutantes. Ni su paso por el Primavera Sound fue el primero por la Península. Los de Baltimore ya tienen el culo pelado en esto de la música y cuentan con otros dos discos magníficos a los que vale la pena hincarle el diente. Así que si tienes “Singles” ya muy oxidado, te esperan otras dos obras más o menos similares, aunque a ratos más taciturnas, que harán que sigas amándoles. Eso sí, en directo se centran mucho en su último trabajo.

 

20 de octubre: BARCELONA (Sala Razzmatazz)

21 de octubre: VALENCIA (La Rambleta)

22 de octubre: MADRID (TClub Barceló XI)

25 de octubre: GIJÓN (Albéniz)

26 de octubre: SAN SEBASTIÁN (Intxaurrondo)