La fase final de Burn Residency comenzó el pasado día 21 de junio con la Boot Camp. Los 5 mejores se quedarán todo el verano en las residencias de la organización y el ganador al final de la temporada tendrá un premio de 100.000€  para su carrera. Pero sin lugar a dudas el verdadero valor de esta experiencia (además de poder pinchar en Privilege, Sankeys o Café Mambo) es compartir el conocimiento de artistas como Philipp Straub, John Digweed, Marco Bailey, Uner, Marius de Vries, Miss Soulfly, Netsky o Tom Novy entre otros. Los dos mentores estrella de la esta edición son Pete Tong y Carl Cox. Le hemos robado 10 minutos al grandullón y siempre sonriente Cox para que nos hable sobre Burn Residency y su papel.

Hola Carl, comienza Burn Residency y tu eres mentor en ella ¿qué esperas de esta experiencia y cómo recuerdas tus días de “residente” en clubs londinenses?

Bueno, imagino que será una cosa beneficiosa sobre todo para los chicos y espero que para mi también. Compartir conocimiento y guiar a las juventudes del mañana es una responsabilidad grande. Recuerdo cuando empecé a principios de los 80 donde ibas con unos 60 discos a la cabina y pinchabas prácticamente por nada y esa esencia tan pasional era increíble. Todo una aventura con aquellos equipos de sonido donde tu aprendizaje técnico era in situ. Como han cambiado las cosas y la figura del Dj desde aquellos tiempos. Tengo una experiencia de 25 años de carrera y da igual que ahora se pinche con laptop, usb, CD´s o vinilos ese espíritu no hay que perderlo.

Bueno, centrándonos en la Boot Camp de Burn Residency y en sus residentes, ¿cuáles son, en tu opinión, las mejores habilidades que deberían tener estos?

La mejor habilidad que deben tener los chicos es que sean ellos mismos. Unos tendrán más técnica que otros en cabina y otros serán mejores productores, pero a quién no engañan es a la gente. La gente ve el amor que le pones a la música y entiende y siente cuando alguien es fiel a sí mismo y da un producto, quizá no original, pero sí verdadero. He visto a muchachos que pinchan lo que se supone que está de moda pero haciéndolo sin alma ni pasión porque no creen en la música que ponen y eso se traslada al público.

Al hilo de esto te iba a preguntar qué es más importante para ti como mentor de Burn Residency, ¿la habilidad en cabina o el talento en el estudio de producción?

Es que son dos cosas bien distintas con un elemento diferenciador, el público. En la primera tienes un público que te puede guiar sobre si lo que estás haciendo va bien, mal o regular y tienes que reaccionar. Es más inmediato. En un estudio estás solo imaginando que lo que estás haciendo es lo que le va a gustar al público pero no tienes prueba tangible hasta que alguien no pincha tu trabajo para saber cómo funciona en pista. Yo me considero más un Dj y prefiero ese riesgo que te aporta el directo y poder compartir sensaciones con la audiencia, pero reconozco y valoro el sacrificio que supone la soledad del estudio.

En la Boot Camp qué papel vas a tener ¿el de profesor buenrollero o el duro y disciplinado?

(Risas) Bueno yo siempre estaré para ayudar y es mejor aportar experiencia con una sonrisa en la cara que con el rostro serio y enfadado. Habrá que ver las situaciones que se den porque esto es una oportunidad única y creo que los alumnos deben demostrarme por qué están ahí y cuál es su talento. Y si lo hacen de buena gana yo estaré encantado de corregir o alabar, pero si hay que ser disciplinado y duro también lo seré porque tampoco quiero perder el tiempo en alguien con mala actitud.

Antes de empezar esta entrevista me he enterado que te encantan las paellas que hacen en Cala D´Hort, ¿si los chicos de Burn Residency se portan bien les invitarás a una?

(Risas) Me encanta como hacen la paella en ese sitio. Me lo mostró mi familia de Space Ibiza y si los chicos de la Booty Camp se portan bien por supuesto que tocará llevarlos.

Para acabar vamos a ponernos serios, y es que 2014 se va a recordar como el año en el que falleció el padrino del House. ¿Cómo recuerda una leyenda del Tech-House a la figura de Frankie Knuckles y qué relación tenías con él?

Él fue un auténtico pionero que supo tener un sonido propio que nos ha influenciado a todos ya sea de forma directa o indirecta. Yo era un dj de House y Acid House a principios de los 90 imagina su influencia en mi. Era pura energía en cabina y sus discos seguirán sonando. Le conocí en una fiesta en 1990 y era una persona maravillosa, siempre con buena cara y siempre dispuesto a ayudar. Me quedo con conversaciones que tuvimos no solo sobre la música sino sobre la vida. Hizo feliz a mucha gente, entre ellos a mi, y su pérdida ha sido muy dura no solo para su familia sino para quiénes lo admirábamos como artista y persona.

Gracias por tu tiempo Carl, nos vemos este fin de semana en Ibiza.

Un placer y saludos.