Después de dos décadas dedicadas al oficio, Christian Smith tiene tantas ganas de dar guerra como cuando irrumpió en la escena a mediados de los 90. Acaba de lanzar su tercer álbum, Input/Output, a través de su propio sello, Tronic, en el que caben 11 temas de techno que él mismo describe como “real”, es decir, ajeno a modas pasajeras, sin concesiones, directo a la encía. Este 2016 está siendo inmaculado para el sueco, pues su discográfica ha montado fiestas por todo el planeta -incluida una durante la semana del Sónar– y también ha lanzado un maxi de sonido crudísimo en Drumcode, la casa de su viejo amigo Adam Beyer. En medio de su gira mundial, con parada mañana en Asturias (con una sesión retransmitida en directo desde The Bass Valley y una visita de noche en Lanna Club), atiende a nuestro rápido cuestionario.

 

¿Podrías describir el proceso de creación que hay detrás de este nuevo álbum que acabas de lanzar?

Es mi cuarto álbum bajo mi propio nombre, así que es algo que disfruto mucho y que con lo que me siento cómodo. Cuando trabajo en álbumes siempre trato de hacer un proyecto cohesivo con canciones que encajen juntas pero con estilos variados. Es fácil hacer singles con la música por la que eres conocido, pero es un desafío más grande producir un álbum al completo con temas que la gente no se espera de ti. Para este disco quería producir un álbum de techno musical que cubriese distintos estilos dentro del género. Me llevó cuatro semanas completarlo. Trabajo bastante rápido en el estudio. Trato de trabajar sólo cuando estoy inspirado para que el flujo de trabajo sea natural y me sienta motivado.

 

Has vivido en diferentes ciudades a lo largo de tu carrera. ¿Por qué decidiste quedarte en Mallorca? ¿Hay algunas razones musicales detrás de esta decisión?

Me mudé a Mallorca por la calidad de vida que hay ahí. No tiene nada que ver con la música, para ser sincero. Sólo quería un sitio donde ser feliz con mi familia. Uno de los grandes beneficios de ser un DJ internacional es que puedo vivir donde quiera siempre y cuando esté cerca de un buen aeropuerto. Inicialmente consideré mudarme a Berlín porque tengo muchos amigos ahí, pero ahora estoy extremadamente contento de haber escogido Mallorca. Me encanta España, su cultura, su gente, su comida, su clima, y también tiene una buena escena de techno.

 

Siempre has tratado diferentes sonidos y estilos, pero vinculados a la música de baile, pero en el EP que lanzaste hace unos meses, Force Majeure, hay un despliegue de techno crudo con un giro particular. ¿Lo hiciste conscientemente?

Sí, vengo del techno pero no soy purista. Siempre me ha gustado experimentar con estilos y sonidos. Esto es lo que me mantiene evolucionando musicalmente e interesado en crear música. Sinceramente no entiendo cómo algunos artistas no se aburren haciendo siempre el mismo estilo de música durante décadas. En todo caso, mi lanzamiento en Drumcode era para dejar claro que sigo muy enamorado del techno y sé cómo hacer que suene bien.

 

¿De qué maneras diferenciarías el EP del álbum?

Buena pregunta. Irónicamente, ¡todas las pistas del single en Drumcode se hicieron originalmente para el álbum! Cuando las hice descarté completamente a Drumcode. Quería hacer techno honesto sin breaks eufóricos y que fuese totalmente pistero. Cuando enseñé el álbum a Adam Beyer le encantaron los temas más duros y los quiso para un gran single en el sello. Me pareció estupendo porque simplemente tenía que hacer unos pocos tracks para reemplazarlos para el álbum. Al final creo que todo salió perfecto.

 

¿Podrías elaborar la idea que hay detrás del título del disco?

En mi opinión tiene que ver con la pasión y que todo a lo que dediques trabajo duro te dará buenos resultados.

 

¿Es el concepto Passion Over Fashion algo que traslades a tu música?

Totalmente. Creo que una de las razones por las que Tronic ha sido tan exitoso en los últimos 20 años ha sido porque nunca me ha importado seguir corrientes o hypes y siempre he lanzado lo que me ha apasionado. ¡Irónicamente es el segundo mejor sello de techno del mundo! :)

 

¿Hay algún artista o evento en particular que te haya girado la cabeza últimamente?

Me encanta Wehbba porque tiene increíbles habilidades de producción y hace música alucinante. También me gusta mucho Drunken Kong de Tokio. Son un dúo y tienen un futuro brillante delante suyo con grandes lanzamientos en Terminal M, Tronic, etcétera.

 

¿Qué opinas del concepto que hay detrás de The Bass Valley? ¿Has visto algo similar en algún otro país que hayas visitado?

¡Me encantan y apoyo las escuelas de producción musical! A veces hago presentaciones por todo el mundo para compartir mis experiencias. También me gusta dar consejos a la gente que se quieren dedicar a jornada completa al negocio de la música. The Bass Valley pinta genial, especialmente ese curso de sintes modulares.

 

Lanna es un club pequeño pero de esos que tiene un público entusiasta con gran apreciación por el techno. ¿Te gustan este tipo de lugares? ¿Preparas los sets de manera distinta a cómo lo puedes hacer en un evento al aire libre o en un festival con muchísimo público?

Me encantan tanto los festivales como los clubs. Con todo, hay algo que tienen los clubs pequeños y no las grandes fiestas: intimidad. Está bien pasárselo en grande con los clubbers y tener la oportunidad de estar cerca de ellos para ver cómo reaccionan. En cuanto a preparación, suele hacer sets algo más variados en estos clubs pequeños. Es un buen lugar para experimentar también. A los DJs nos pagan para entretener al público, pero también tenemos una labor de responsabilidad para educarlos.

 

Después de esta sesión, ¿qué planes tienes a corto y medio plazo?

Estoy en medio de una gira mundial para promocionar el álbum. Voy a hacer unos 50 bolos en más de 20 países de todo el mundo. En primavera de 2017 también haré eventos de Tronic de Tokio a Berlín. ¡Y ya cuento los días para mi Tronic Beach Festival durante el Sónar!

christian-smith-tour